Los niños, al nacer, tienen movimientos involuntarios e inconscientes que, a medida de su crecimiento, se desarrollan hasta volverse movimientos intencionados. En un principio son con poca coordinación y es aquí en donde entra el desarrollo de la psicomotricidad gruesa y fina.

En pocas palabras, la psicomotricidad es la capacidad de controlar los movimientos del cuerpo. En ella es necesario utilizar todos los sistemas del cuerpo, tanto para movimientos que necesiten pequeños grupos de músculos como los que requieran de grupos más grandes.

La motricidad es la base para el área cognitiva y del lenguaje

Es en el juego de un niño donde se presenta esta motricidad por primera vez y es importante atenderlo con detalle para poder incrementar la complejidad del mismo de acuerdo a los estímulos y experiencias del niño.

Los niños desarrollan dos tipos distintos de motricidad: la psicomotricidad fina y la gruesa.

La psicomotricidad fina se basa en movimientos precisos

La coordinación de los movimientos exactos como levantar un objeto es lo que llamamos psicomotricidad fina. Cuando son bebés, es complicado sujetar cosas justo porque no está completa esta parte de su desarrollo.

La coordinación ojo – mano requiere la utilización de músculos más pequeños por lo que se necesita de un mayor desarrollo de los músculos y del sistema nervioso. Su atención en el preescolar es importante porque les permitirá experimentar con el ambiente que está a su alrededor y adquirir una capacidad intelectual más alta.

Los movimientos amplios requieren de una buena psicomotricidad gruesa

Esta motricidad hace referencia a movimientos de todo el cuerpo o buena parte de él, por lo que necesita de grupos musculares más grandes. Un buen desarrollo le permitirá al niño explorar el mundo sin problemas porque permite la evolución adecuada de los movimientos de sus brazos, piernas, espalda y abdomen.

Tiene una estrecha relación con el tomo muscular, el equilibro, la agilidad y fuerza del pequeño, así que es necesario poner atención especial en su evolución.